Eso de que ninguna chica (incluso chico) se follaría a un desconocido por mucho que le paguen es una tontería grande como una casa, toda chica tiene un precio, a continuación veremos a una linda rubia que tenía novio, pero le hicieron una oferta simple, unos 20 euros, y aun así aceptó. Una mamada no supone tanto esfuerzo como trabajar en un bar para ganar 20 euros, asique…