A esta chica golfilla le encantaba el sexo, pero eso no lo sabía su vecino, un tipo muy mirón que siempre la espiaba ya que esta siempre estaba desnuda en su jardín, hasta que un buen día lo pilló, pero la chica, que es sin duda de las más cerdas xxx del barrio, en lugar de enfadarse con él decidió pajearlo como si nada, una maravilla de vecina sin lugar a dudas.