Mucho había tardado, pero por fin esta chica está aprendiendo a hacer mamada, muchos pensaban que ella se libraría de esta moda tan bonita que desde hace décadas abunda en las relaciones matrimoniales de cualquier casa.

Sinceramente, hacer el amor, sin un previo tanteo de sexo oral no sería lo mismo, una mamada siempre tiene que aparecer cuando hay sexo de por medio y esta chica, de sólo 20 años, no era virgen, ya antes había follado con un chico, pero no le hizo ninguna mamada, más que nada, por miedo a hacerlo mal.